lunes, 3 de diciembre de 2018

DESPEDIDA A PEPE REYES



A D. José Reyes Bello.

Oficial del Cuerpo de la Policía Local
del Excmo. Ayuntamiento de 
Medina Sidonia (Cádiz).




Me ha costado mucho escribirte estas palabras de despedida. Lo he intentado varias veces pero me ha resultado imposible. Son tantos los recuerdos que brotan a borbotones que me cuesta expresar abiertamente las emociones y tratar de ponerlas en orden en cuatro líneas, pero transcurridos ya unos días desde tu partida, no quiero dejar pasar más el tiempo para dedicarte estas palabras de agradecimiento por ser quien has sido en mi vida, por tu forma de ser, por la amistad, por tu profesionalidad, por tu saber, por el amor a tu pueblo… y por tantísimas cosas más.

No era tu momento, Pepe. Sabemos que nuestras vidas están llenas de sucesivas etapas, pero éste no era tu momento. Te quedaba mucho por dar y por hacer. Parece que la garras negras de la muerte te acechaban escondidas y agazapadas en el sendero de tu vida para arrancártela de manera sorpresiva de un traicionero zarpazo, destrozándote tanta ilusión como tenías por vivir, por disfrutar de tu merecido descanso al tener tan cerca la edad de jubilación, después de cuarenta años al servicio de los ciudadanos de tu pueblo.

Tenemos que respetar el ritmo natural y personal de cada uno de nosotros ante la pérdida de una persona querida, ante un duelo tan triste. Debemos aprender a convivir con esta pérdida y adaptarnos a ella, por eso yo me imaginaré tu ausencia física caminando por esos atractivos senderos andaluces o caminando por las verdes tierras gallegas realizando otro nuevo itinerario del Camino de Santiago, que tanto te gustaba.

También te quiero decir, Pepe, que debes estar orgulloso de tu familia, muy especialmente de tu mujer e hijos, que con tanto cariño, entereza y entrega han afrontado tu enfermedad, haciendo todo lo posible para atenderte en este proceso degenerativo tan desenfrenado con el fin de ofrecerte una despedida digna.

Son muchas, pero muchas, las personas, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, conocedores de nuestra amistad, que a diario me preguntaban por la evolución de tu enfermedad, que querían saber de ti. Y todo ello porque eras una persona muy querida y apreciada en Medina. Después de cuarenta años trabajando como policía local, pataleando todas las calles, rondándolas por las noches, mediando en multitud de conflictos, velando por garantizar la seguridad y la libertad de los ciudadanos, con tu especial carácter, honesta profesionalidad, buen saber, psicología de calle y don de gentes, que te hacían mantener el temple en situaciones conflictivas y ganar el merecido respeto y cariño de todos, te has ganado entre nosotros el título de Maestro, porque los que hemos compartido contigo esta forma tuya de trabajar, hemos aprendido mucho de ti, y has dejado en todos nosotros una huella imborrable y multitud de vivencias.

Hasta siempre, Amigo y Compañero.




Mariano Sánchez Cornejo
Jefe del Cuerpo de la Policía Local de Medina Sidonia (Cádiz)